Adicciones a videojuegos/ nuevas tecnologías, psicoterapia.

Acerca de las adicciones. Capítulo 1

 

         La historia de las adicciones y la del hombre van de la mano. Beber alcohol, fumar tabaco, mascar hojas de coca, el uso del opio para gestionar el dolor, etc. No se sabe con exactitud cual fue la primera droga en ser consumida como tal. Algunos fuentes parecen indicar que los opiáceos, en la zona de Asia menor. Hay evidencias de que sus usos psicotrópicos eran conocidos y empleados en el IV milenio a.C. por las civilizaciones Mesopotámicas.

       

        También el uso datado de la marihuana es muy remoto . Concretamente en el 2738 a.C., era empleada para calmar los dolores del emperador chino Sheng Nun. Otros expertos también consideran posible que la primera droga utilizada fuese una especie de vino. A través de la fermentación espontánea de la miel mientras esta era conservada, el ser humano podría haber creado este podersoso embriagante de manera fortuita.

 

Fumador opio

 

Pero, ¿qué es exactamente una droga?

        Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), droga es toda sustancia que introducida en el organismo por cualquier vía de administración, produce de algún modo una alteración del natural funcionamiento del sistema nervioso central del individuo, y además es susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física o ambas.

La concepción de droga no obstante es compleja. En castellano, tenemos 2 vocablos distintos para droga, y fármaco. No así en la lengua inglesa, en la cual se refieren a ambos como “drugs”.

Psicodelia

¿Significa esto que sea lo mismo una droga que un fármaco?

        Tienen varias similitudes ciertamente: un origen natural o artificial, producen efectos en el organismo, pueden generar adicción, y su uso excesivo puede causar grandes perjuicios para la salud del consumidor. Pero también importantes diferencias. Los fármacos están regulados por las autoridades sanitarias, las drogas ilegales no. Por lo que su toxicidad puede ser mucho mayor. Las drogas presentan unas mayores propiedades adictivas, y su uso final suele ser recreativo o provocado por la misma adicción, mientras que la administración de los fármacos tiene un fin médico, y es el doctor el que pauta su uso.

        Con todo esto, la distinción fármaco – droga podría resultar confusa dependiendo del marco tempo-cultural. Si atendemos por ejemplo al uso de opiáceos por parte de la humanidad, podremos entender mejor la complejidad de esto.

         El opio, extraído de las amapolas (al igual que la morfina), se extendió desde Oriente Medio hacia la India, y se hizo muy popular en China en el siglo IX. A Europa occidental llegó en forma terapeútica en el siglo XVI, de la mano de Paracelso. Un médico y alquimista, que introdujo una tintura alcohólica de opio, el laúdano, cuyo uso medicinal fue de gran relevancia hasta el siglo XIX. Fue a partir de 1912, con motivo de la firma del Convenio Internacional del opio, cuando su uso terapeútico empezó a encontrar grandes trabas.

 

(Arya Stark, protagonista en juego de tronos, tomando la “leche de la amapola”).

Algunos tipos de drogas

        El alcohol , el cannabis, la cocaína, o la cafeína, son otros ejemplos de drogas muy extendidas en nuestros tiempos. Son sustancias naturales que alteran nuestro organismo, y tienen gran poder adictivo. Más recientemente, a comienzos del milenio, y a partir de alteraciones moleculares de estos sustratos, nacen las drogas sintéticas o “drogas de diseño” (éxtasis, metaanfetaminas,éxtasis líquido, etc).

        Este tipo de drogas no son encontradas así en la naturaleza, y se suelen presentar en la forma de capsulas, pastillas, polvos o líquidos. Los efectos que pueden tener sobre un organismo son tremendos. La esperanza de vida de un consumidor habitual de metaanfetaminas, para que os hagáis una idea, es de 6 años.

 

(Jessy Pinkman y Walter White, protagonistas de la exitosa serie Breaking bad. Famosos “cocineros” de metaanfetaminas.

 

Y si tan peligrosas son para la salud, ¿por qué no se prohíben?

        La respuesta parece obvia, más no es tan sencilla. Como comentábamos estas drogas son creadas en laboratorios a partir de la manipulación molecular de muchos químicos. Los gobiernos tratan de prohibir este tipo de sustancias en cuanto son conocedores de sus perniciosos efectos. El problema es que no dejan de aparecer nuevas drogas. Y resulta muy difícil de controlar por este motivo. Los efectos que puedan tener son impredecibles. Las mezclas para las mismas sustancias no son siempre iguales. Con el añadido de que estas drogas no están probadas mediante ensayos clínicos sanitarios. Por lo tanto, el riesgo de su consumo se dispara.

        En próximos artículos ahondaremos más acerca de las drogas. El motivo de su uso, sus efectos secundarios y crónicos, drogas blandas y duras, etc. Y finalmente, desembocaremos en el tema de las adicciones conductuales. Adicciones a internet, videojuegos, cibersexo, etc. La particularidad de estas adicciones es que no hay sustancias de por medio. Pero esto será, en un próximo artículo.

 

Un saludo, y hasta pronto amigos! =D
Daniel Sainz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de navegación al usuario. política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies