Adicciones a videojuegos/ nuevas tecnologías, psicoterapia.

¿Por qué los adolescentes están enganchados a los videojuegos? ¿Y yo?

¿Por qué están los adolescentes más enganchados a los videojuegos? ¿Y yo?

En los últimos tiempos, hemos visto una gran avance de la tecnología, cada vez más implementada en nuestras vidas. Ha perpetrado en casi todas las áreas y públicos. Ya no nos sorprende ver a los chiquillos de colegio con un smartphone en sus manos, cuentas de facebook o instragram, tablets, etc. O jugando videojuegos como LOL, WOW, Clash Royale. Es algo ya “normal”. La era digital está aquí. Llega para quedarse, y no hará otra cosa que expandirse, hasta límites aún insospechados.

El uso de videoconsolas y videojuegos también ha sufrido una notoria evolución. Si tenemos en cuenta que el 81,9% segín INE dispone de conexión a internet , y que hay 15 millones de jugadores de videojuegos en España, y que la industria del juego en teléfonos móviles y tablets ha experimentado un crecimiento exponencial en los 3 últimos años, y que la previsión es que seguirá creciendo….Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos, que el entretenimiento digital tiene y tendrá una grandísima importancia en nuestra sociedad.

Tener una playstation, una Xbox, o un PC GAMING con luces de neón y ventiladores ya no es algo inusual. Cada vez jugamos más. Más horas. Más jóvenes. Y la experiencia cada vez es más sofisticada, con un componente que tiende hacia lo social, y que genera mayores dosis de dependencia.

PC gamer

¿Por qué nos engancha tanto?

Las razones son muchas: disfrute, desconexión de la realidad, socialización, inmersión en una experiencia solo alcanzable a través del videojuego, atrapamiento de los sentidos…. Pero nos vamos a centrar en uno en particular. Gamification (gamificación o ludificación).

A finales de los 90, Estados Unidos, preocupado por la falta de alistamiento de soldados, desarrolla un videojuego estilo shooter, que lanza en 2002 “America´s army”. Se trata de un juego “Free to play”, que sigue la mecánica de otros grandes éxitos del género como Counter-Strike. El éxito de este campaña de reclutamiento encuberto fue bestial, siendo esta estrategia de captación más exitosa que todas las demás empleadas juntas. El juego ha tenido múltiples actualizaciones, y aún cuenta con soporte actualmente.

Gamification

Esta palabra anglosajona se populariza en el 2010. Los juegos buscan el compromiso de sus jugadores (engagement), como si de la fidelidad hacia un club de fútbol se tratase. El proceso de venta ha cambiado. Anteriormente comprabas un videojuego, lo jugabas y ya no había más. Actualmente muchos de los juegos con mayor numero de jugadores sacan expansiones continuamente para el disfrute de sus jugadores. Las compañías no quieren perder a esos jugadores, y es por ello que les instan a hacer clanes, participar en eventos especiales, conseguir premios virtuales, a jugar en competitivo (los llamados Electronic Sports), etc.

Y por si esto no fuera suficiente experiencia electrónica en sí, los jugadores pueden además encontrar contenido online para ver, aprender, y en definitiva disfrutar aún más de sus juegos. Con lo cual, tenemos otra vertiente en que los jugadores particpan de su juego, aún cuando no están jugando. Más de uno habremos visto a nuestro hijo o amigo en alguna ocasión, con los auriculares y el micrófono, “grabando una partida” para después subirla a youtube.

¿Esto es un problema? ¿Debería prohibir jugar a mi hijo?

No necesariamente, y no. El juego prolongado y recurrente puede desembocar en una adicción. Puede generar irritabilidad, baja tolerancia a la frustración, sedentarismo, etc. Y al mismo tiempo, también tiene sus pros. Ya que la experiencia de juego también puede desarrollar la concentración, los reflejos, coordinación motriz fina, la memoria…

Lo que se vuelve de capital importancia es conocer a qué juegan, cuánto tiempo le dedican, y con qué personas se están relacionando. El juego está presente en el desarrollo humano desde la niñez. Le sirve para explorar el mundo a su alrededor y aprender de él. Gracias a este adquiere y desarrolla habilidades cognitivas, sociales, emocionales y motoras.
No podemos olvidar sus beneficios, ya que son importantes: desarrolla la creatividad, jugar genera satisfacción, reduce el estrés y la ansiedad, estimula la toma de decisiones, y además es un poderoso elemento socializador.

Algunos consejos en cuanto a los juegos (especialmente para los padres)

Si tiene usted hijos, juegue con ellos. Los videojuegos son una parte de su vida actual, y si usted se los quita, esto le hará sentir culpa y jugar a escondidas.

Marque un máximo de horas semanales para jugar. Quizás 6 podría ser un buen número.

No perder contacto con la realidad. La experiencia es y será cada vez más inmersiva. La tecnología de 3D y la realidad aumentada están dando sus primeros coletazos, pero llegará un momento en que la experiencia de juego simule la real con gran perfección.

Asegúrese de que es “uno” de sus hobbies. Muchos jugadores hacen de la experiencia gamer su casi única actividad social. Asegúrese de tener más pasatiempos, practique deporte, quede con amigos fuera del mundo virtual.

Daniel Sainz González
Psicólogo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para proporcionar una mejor experiencia de navegación al usuario. política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies